Cuando la enfermedad está avanzada, suelen ser más habituales los síntomas motores, en forma de debilidad y/o rigidez muscular.

La esclerosis múltilpe es una enfermedad neurológica que afecta a 47.000 personas en España y anualmente, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), se detectan 1.800 nuevos casos, a una media de 4,9 por día, de los cuales un 70% son personas de entre 20 y 40 años.

Según advierte esta sociedad científica con motivo del Día Nacional de Esclerosis Múltiple que se celebra este lunes 18 de diciembre, el número de pacientes se ha duplicado en las últimas dos décadas, tanto por una mejora en el conocimiento de la enfermedad y en las técnicas diagnósticas como por factores ambientales y de estilo de vida que parecen favorecer su aparición, como el tabaquismo, el déficit de vitamina D, la exposición a la luz solar, el cambio de dieta.

"Aún no podemos determinar cuál es la causa que origina esta enfermedad, pero está claro que las últimas investigaciones apuntan a una concurrencia tanto de factores genéticos como ambientales (entre otros) por los que el sistema defensivo del organismo de ciertas personas acaba produciendo la enfermedad", ha destacado Ester Moral, coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Desmielinizantes de la SEN.

No obstante, el hecho de que se asocie a factores dependientes del estilo de vida hace que el paciente pueda, entre otras cosas, influir con sus hábitos en su pronóstico, por ejemplo dejando de fumar, llevando a cabo una dieta baja en sal.