Resultado de imagen de optica robayna

Óptica Robayna se crea en 1991. En ese año, Francisco Javier Rodríguez Carmona, especialista optometrista, se lanza en este proyecto apasionante de la salud visual. Para él es muy importante que se haga un trabajo de concienciación a la sociedad para que sepan lo esencial que es tener unos ojos sanos.

¿Cuántos años lleva Óptica Robayna de historia?

Llevamos veintisiete años abiertos de cara al público. Ha sido una experiencia agradable y fructífera. Años de trabajo y esfuerzo pero realmente estoy muy satisfecho.

Estos años habrán dado para mucho. ¿Cuáles han sido los cambios más importantes en este tiempo en el mundo de la óptica?

El cambio más importante en la óptica ha sido incorporar nuevos equipamientos para el sector sanitario. La óptica en España comprende dos factores, una es la venta de las gafas y el otro la asistencia sanitaria. Cada vez el óptico optometrista está más preparado y tiene más responsabilidad en la prevención de las enfermedades oculares. De esta manera, la ampliación de nuevos servicios y nuevas tecnologías para detectar anomalías en la visión, es lo que más ha evolucionado en este sector. Además, se ha avanzado en el nivel de comercialización, ya que ha habido una llegada al país de grandes plataformas de ventas que están sustentadas por fondos de inversión. A nivel europeo, en su momento, se dijo que era un buen negocio montar ópticas en España y se crearon multinacionales. Esta llegada masiva de las grandes empresas ha cambiado el sector, ya que los precios han ido a la baja y la competencia es muy grande. Hay que hacer hincapié en que somos profesionales sanitarios, por lo tanto no debe darse importancia al coste de las gafas, cuando nuestra misión no es hacer el mayor número de gafas, sino velar por la salud de nuestros clientes .Nuestro trabajo tiene que ser cuidar a nuestros pacientes, es lo más importante

El sector se enfrenta a la doble vertiente que usted comenta. En las grandes multinacionales se le da importancia a las grandes ofertas en gafas pero muchas veces se olvidan de lo más importante, que es la salud. ¿Cree que debería regularse este aspecto?

Las regulaciones a veces son malas. En el sector de la óptica se hace a nivel de profesión, estando un colegiado al frente de esta. Con esta regulación se defiende al consumidor, ya que habrá un profesional. Como consumidor veo que la competencia es buena, ya que hace que todos intentemos mejorar los servicios. Pero la forma de seguir es a través de la profesionalidad y el trato personalizado. Muchos clientes que van a otras ópticas a probar por sus grandes ofertas, vuelven a nosotros y nos dicen que al final lo importante es el trato. Es importante que el cliente conozca a su especialista y que las cosas se hagan con rigurosidad.

El comercio ha evolucionado en las ópticas, pero, ¿cree que la gente es consciente de lo importante que es cuidar la salud visual?

Esto depende de la cultura que tenga la sociedad. Hay un sector de la población que sí es consciente del cuidado de la salud de los ojos. A veces se detecta que la gente se abandona, y esto da impotencia, porque la visión es primordial y como profesional sanitario me cuesta ver que pasan diez años para que la gente regule su vista. Es muy importante que se hagan revisiones.

La tecnología ha avanzado en la óptica en los últimos años, ¿qué ofrece Óptica Robayna a sus pacientes?

A nivel sanitario ofrecemos una revisión completa de sus ojos. Tenemos equipamientos con alto nivel tecnológico, contamos con un aparato que ve el fondo del ojo y esto hace años no se podía hacer sin dilatar la pupila. Este producto solo lo podían usar los médicos y a día de hoy, desde hace 15 años, nosotros estamos preparados para dar esta atención a los pacientes que lo necesiten. Podemos tener esa imagen guardada en el ordenador, además, para ver cómo va evolucionando la situación del paciente a través de los años. Es una herramienta visual muy positiva para comprobar si hay signos de problemas en la retina. Otro avances es el de la toma de la tensión ocular, que es un protocolo que está establecido y que hay que hacerle a todos los pacientes. En el ámbito de la corrección óptica hemos evolucionado con respecto al corte de la lente, para montarla dentro de la gafa. Estas tecnologías hacen que sea más exacto la fabricación de las lentes y automatiza el trabajo, y lo hace perfecto, sin fallos. En Óptica Robayna apostamos por la innovación y la tecnología, para dar un servicio de calidad a nuestros clientes.

Óptica Robayna también cuenta con un centro auditivo, ¿qué significa esta incorporación para ustedes?

El centro auditivo es una nueva experiencia desde hace seis meses. Este proyecto nació hace diez años, cuando quise complementar la óptica con este centro. Los centros auditivos siempre han estado ligados al mundo de la óptica. Hace treinta años, cuando se estudiaba óptica y optometría, se adquiría esta titulación también. Después, la ley cambió y se hizo algo muy bueno, que fue hacer una formación profesional donde se estudia este sector. En Canarias no hay ningún instituto a nivel autonómico que da estos estudios, yo decidí formarme en el sector auditivo ya que había cambiado mucho y durante dos años estuve trabajando para formarme. Pero con la crisis se frenó la idea de inversión del centro auditivo y es ahora, que las ventas volvieron a crecer, cuando me lancé a hacer el proyecto de la audición. Hemos ampliado el local y hemos aprovechado una zona de almacén para hacer un nuevo gabinete para este sector. Ahora contamos con una profesional que ha trabajado en diferentes empresas del sector y estamos contentos porque vemos que es una parte más que podemos dar a nuestros clientes. Las personas que vienen se alegran de ver este servicio. Hemos realizado una gran inversión para ofrecer a los pacientes un servicio profesionalizado y con los últimos avances en el campo de la audición.

Al final es volver un poco a los inicios.

Exacto. Hemos creado este nuevo espacio y dentro del mismo establecimiento sanitario podemos atender la visión y la audición.

Una preocupación de los profesionales de la visión es la venta excesiva de gafas montadas que se venden en cualquier lugar. ¿Cree que se hace lo suficiente por parte de las administraciones para concienciar de este hecho a la población?

La verdad es que no. Hemos denunciado en numerosas ocasiones esta situación. Hay mucha gente que las compra en bazares, en las farmacias o en las gasolineras, y este es un producto, que no tiene las garantías necesarias para que sean buenos para los ojos. Si esto fueran gafas graduadas tendrían que cumplir con unas normas y no se podría vender fuera de un establecimiento sanitario, como son las ópticas. Nosotros tenemos que cumplir con una serie de condiciones de personal y de equipamiento, y Sanidad vela por ello. La ley lo dice así, pero no se puede dejar que la Unión Europea establezca los criterios en base a cualquier lobby que ha presionado a la administración y dejar así que se pueda vender este tipo de artículo tan perjudicial para la salud. Es una vergüenza esto que está ocurriendo en Europa y es perjudicial para la salud de las personas que compran estos productos. Es un paso atrás y hemos avanzado mucho en la óptica para que esto se haga así. En España hay dos millones de personas que no acuden a centros sanitarios y están equipadas con este tipo de gafas. Es un problema muy grave, los pacientes tienen que saber que las ópticas son una garantía para su salud.

¿Con las gafas de sol pasa lo mismo?

La gafa de sol se sacó del mundo de la óptica y hoy se puede comprar en cualquier tienda. Las gafas tienen que cumplir una normativa. Muchos clientes vienen para ver si las gafas que se han comprado en diferentes tiendas son buenas, y la gran mayoría no cumplen las normas de calidad para la protección de los ojos. La gente no sabe que muchas gafas de sol que se compran en las diferentes tiendas valen a un dólar ya que son copias de las marcas buenas. Esto genera un problema de salud y la administración lo permite. Es muy preocupante.

Un tema que le preocupa es que la sociedad olvida que la salud visual es importante. ¿Qué les diría a las personas con problemas visuales?

Lo que deben hacer es acudir a la óptica. Tenemos un problema a nivel de atención primaria ya que las listas de oftalmología están atrasadas. El Colegio de Ópticos y Optometristas de Canarias firmó un convenio con el Servicio Canario de Salud. Este dice que, cuando un paciente acude a su médico de cabecera, tiene que darle dos opciones: una es esperar por la lista de oftalmología o ir a una serie de ópticas en las que se les puede atender. El optometrista va a seguir un protocolo que está recogido en el convenio, por lo que va a tener un reconocimiento completo. Si el profesional dice que el cliente tiene un problema de salud, se le llevará un informe al médico de cabecera para que cuanto antes posible sea revisado. Es tan sencillo como seguir estos pasos si no se puede acudir directamente a un centro privado.