Hospital de La Gomera.

La Gerencia del Servicios Sanitarios del Área de Salud de La Gomera, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha invertido durante este año 2018 un total de 120.000 euros en nuevo equipamiento con el que reforzar y mejorar la atención sanitaria de los centros de Atención Primaria de la Isla. De aquí a que finalice el año se prevé una inversión en este concepto de unos 200000 euros.

Así, durante el presente ejercicio 2018 se han adquirido dos ecógrafos que permiten realizar diferentes pruebas diagnósticas de exploración del abdomen, básicas en el cribado ante sospecha de patología en abdomen, con los que se pretende disminuir el número de pruebas complementarias o derivaciones solicitadas al centro hospitalario insular, el Hospital Nuestra Señora de Guadalupe.

Esto a su vez permitirá priorizar las peticiones con el consecuente aumento en la calidad de las indicaciones y la optimización de los recursos. La previsión es que los profesionales comiencen la formación relativa a estos nuevos equipos el próximo mes de octubre.

Material licitado

De igual forma, se acaba de licitar la compra de un retinógrafo, tres espirómetros y ocho electrocardiógrafos, también con destino a los centros de Atención Primaria para, de esta forma, mejorar la capacidad resolutiva de éstos y garantizar así la continuidad asistencial en cooperación con la atención hospitalaria.

La implantación de estos nuevos equipos en los centros de salud de La Gomera se prevé para el mes de noviembre, a la vez que se espera seguir completando el equipamiento de los centros de Atención Primaria con nuevo aparataje que está por llegar.

Ecógrafo y Análisis clínicos para el CS de Valle Gran Rey

Por último, y con destino al Centro de Salud de Valle Gran Rey, se han adquirido un ecógrafo y un equipo para la realización de pruebas de análisis clínicos rápidos extrahospitalarios que permitirá llevar a cabo determinaciones analíticas rápidas de sangre y de orina que podrán ser validadas telemáticamente desde el Laboratorio del centro de referencia, el Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, en Tenerife, para así obtener los resultados de las mismas en el momento.

La Sala de Radiología prevista para este centro de salud por el Servicio Canario de la Salud (SCS) no se podrá poner en marcha por el momento debido a la negativa para ceder los terrenos anexos al actual centro de salud.

Inversiones sostenibles

Por otro lado, el SCS destinará 185.000 euros a la renovación del equipamiento tecnológico e informático del Hospital Nuestra Señora de Guadalupe, en La Gomera. Así, el centro hospitalario contará con un nuevo ecógrafo para especialidades médico quirúrgicas presupuestado en 40.000 euros y ecocardiógrafos por valor de 80.000 euros.

Con este nuevo equipamiento se seguirá mejorando la calidad asistencial que se presta a los pacientes, ya que facilita la realización de pruebas diagnósticas menos invasivas y más precisas y, además, amplía la cartera de servicios del hospital palmero.

Además, se adquirirá un nuevo arco quirúrgico valorado en 40.000 euros que permitirá la visualización en pantalla de imágenes radiográficas en tiempo real para poder realizar determinadas técnicas dinámicas y comprobar que se han realizado correctamente. Asimismo, se renovará la electrónica de la red informática, acción que cuenta con un presupuesto de 25.000 euros y que permitirá mejorar el tráfico de datos y reducir el gasto de la factura eléctrica.

En cuanto al equipamiento técnico destinado al área de atención domiciliaria, se invertirán 7.500 euros en la adquisición de dermatoscopios por valor de 2.500 euros para el diagnóstico clínico de melanoma cutáneo y equipos de telemonitorización domiciliaria con un presupuesto de 5.000 euros para realizar un mejor seguimiento a distancia del estado clínico de los pacientes mientras se encuentran en su domicilio.

Esta inversión total de 192.500 euros que el SCS llevará a cabo en La Gomera se realizará con cargo al remanente de Tesorería del SCS del ejercicio de 2017 y cumple con la condición de financieramente sostenible, al tener un impacto positivo a largo plazo, directo y verificable, al estar destinada a la compra de equipos necesarios para seguir disminuyendo las listas de espera, mejorar la calidad de la asistencia sanitaria y profundizar en la reducción del gasto sanitario.